miércoles, 29 de febrero de 2012

Casadielles. Asturias


Somos muy pesados. Sí. Allá donde vamos y allá con quién hablemos, siempre le hablamos de nuestra queridísima Guisaillo Papa. Es como nuestro bebé. Le hablamos de lo paginaca que es y de lo que nos gusta la gastronomía. Tanto es así que la gente ya sabe perfectamente cómo triunfar con nuestros regalos. Lo que no tiene sentido es que mi madre por ejemplo que se va ahora a Burgos me pregunte qué quiero que me traiga. "Mamá, por favor, si vas a Burgos es obvio ¡¡Un par de morcillas!!".



De esta forma, mi queridísima amiga Lorena, asturianu ella (Lo de asturianu es porque empiezo a dominar el bable) estuvo unos días en su tierra.
A la vuelta me trajo una caja de "Casadielles". Aunque estuve hace un par de años por Asturias (¡Que tierra madre mía!) no lo había escuchado nunca.


Según me contó Lorena y según me he informado es un dulce típico de Asturias. Buscando por internet hay muchas recetas (en vídeo también) explicando cómo se hacen: (Harina, mantequilla, nuecez, azúcar, avellanas, sal y anís principalmente).

Pero a mi me gusta más lo que me cuenta Lorena: Cómo recuerda las Navidades en su casa, mientras su abuela y su madre hacían las Casadielles (NOTA: No me ha quedado muy claro si son "Las" o "Los" Casadielles). Cómo entre todos preparaban las nueces y las molían, y cómo las hacían fritas o al horno.

Caja de Casadielles. ¡Gracias Lorena!
A Lore (que sabe bastante de esto) le gustan más fritas. Está clarísimo: Mientras más hipomegaglúcidossaturadospoderosos haya más sabroso el asunto.
La caja que me trajo fue esta de la marca "Monastarerio" con 6 de estos dulces. El "azuquita" por encima le da ese toque dulzón divertido, y la pasta interior con predominio claro de la nuez.

Una Casadielle abierta

No me asusta reconocer que cayeron las 6 en una tarde. Riquísimas.
Todo esto para decir principalmente cuatro cosas:
En primer lugar: Nos encanta probar, descubrir, conocer, y cada rincón de España tiene sus cualidades gastronómicas intrínsecas y particulares, y nos encanta.
En segundo lugar que queremos probarlos todos. Estamos abiertos a cualquier ofrecimiento, faltaría más.
En tercer lugar decir que estas Casadielles están buenísimas. Que allí en el norte se lo saben montar muy bien. Me ha encantado descubrir esta especie de empanadilla dulce con frutos secos (sobre todo nuez). Aunque como pasa siempre, seguro que las de la abuela o madre de mi amiga están mejores jeje, aún así muy conseguidas estas de "Monasterio".
Y en cuarto lugar, agradecer a Lorena este detalle.
Realmente hay un quinto punto secreto, y es que Lorena (o quien sea) se dé por aludido y cada vez que alguien viaje fuera, me traiga algún alimento típico del lugar.

carrascalbollo@gmail.com

2 comentarios:

Lore dijo...

Me alegro de que te hayan ENCANTADO! Intentaré que la próxima vez sean las auténticas de "la mama", ya verás qué diferencia.
Asturias es un gustazo al paladar: casadielles, marañuelas, carajitos del profesor, frixuelos, moscovitas... date una vuelta por youtube y mira cómo se hacen... no te arrepentirás!
Firmado: tu queridísima amiga Lorena

laura46estefania dijo...

Que bueno..... por Dios, por qué no poneis las recetillas, Lorena?. Besotes

Publicar un comentario en la entrada