miércoles, 7 de julio de 2010

Papabubble Caramelos Artesanos. Barcelona

Vaya tienda PapaBubble. Algo totalmente fuera de lo normal. Parece una escena de una película de Tim Burton debido a esa mezcla entre algo increíble a la vez que curioso.

(Entrada de la tienda en Barcelona)

¿Cuántos caramelos nos hemos comido a lo largo de nuestra vida? No voy a hacer las cuentas, pero yo diría que miles.
Aunque teniendo en cuenta que en nuestra infancia (al menos en la mía) no existía Jalogüin (fiesta típica española donde las haya), imagino que habremos comido menos que los niños de hoy día.

Sea como sea, un caramelo es algo tan común que no parece que tenga demasiado secreto.

Ciertamente estaban los caramelos más duros, los que tenían el interior blandito, los que se quedaban pegados al papel, los insípidos, los que se te quedaban incrustados entre los dientes y no había forma humana de quitarlos...

¿Y por qué PapaBubble es tan especial? Porque reinventa los caramelos. Algo tan típico, simple y sencillo se convierte en arte. Unos 80 kilos de caramelo diarios son moldeados en el mostrador, y repartidos mimosamente en bolsas y cajas. Todo con clase y arte. Y es que no sólo los caramelos están buenísimos, sino que les dan formas, colores, sabores y dibujos sorprendentes. 

(Ejemplos de caramelos vendidos en Papabubble)


De esta manera venden caramelos con el logotipo de las empresas o para una boda con el nombre de los ¿afortunados?


(Son tan especiales que hasta con una piruleta uno intenta hacer fotos artísticas)

Ha tenido todo tanto éxito, que partiendo de esta pequeña tienda del barrio gótico de Barcelona, se han expandido y ya tienen tienda en Nueva York, Tokio, Amsterdam, Seul...

(Expositores con los caramelos)

 Y por qué hablo de esta tienda. Aparte de por darle al caramelo un toque de calidad, porque es realmente curioso ver cómo trabajan el caramelo y cómo le dan forma. Además con sólo entrar en la tienda ya te sale una sonrisilla por ese olor tan jugoso que permanece. Y a todo esto le sumamos unos empleados profesionales y alegres que lo hacen todo más fácil.

(Aquí vemos el inicio. Vemos a la trabajadora "estirando" y rompiendo los cristales del caramelo en una especie de gancho)

(Aquí las vemos dando forma a las diferentes partes del caramelo. En este caso era de sandía, de ahí los colores)

(Una vez montadas las distintas capas se le da esa forma circular)

 (Poco a poco se va estirando y cortando en pequeños trozos que se siguen girando para coger forma)

 (Una vez los "palos" tienen la forma elegida se van cortando en trozitos con un golpe maestro seco, formando uno a uno cada caramelo, los cuales todavía están un poquito calientes, ya que para poder moldear el caramelo, trabajan sobre una especie de plancha con la temperatura perfecta para su manejabilidad)

Sin duda una experiencia inolvidable y realmente muy interesante. Si van o son de Barcelona, no duden en pasar por la tienda (C/Ample 28. Barcelona) y disfrutar tanto de la elaboración de los caramelos como de su calidad.
De 0 a 150 años.


Antes de terminar quisera agradecer de forma expresa lo bien que nos trataron en la tienda. Especialmente Valentina. Demostraron ser grandes profesionales y grandes personas. Gracias.



    Papabubble. Caramelos Artesanos
    Calle Ample 28
    08002. Barcelona
    Tfno: 932 688 625



mailonpix.com


6 comentarios:

Jordán Abellaner dijo...

Bueno bueno bueno, qué pedazo de entrada y qué pedazo de tienda! Qué bueno!! Me ha resultado muy curiosa esta recomendación, a pesar de que los caramelos no sean precisamente lo que más me atraiga de la cocina. Carrascal, ya sabes que prefiero lo salado.

UN fuerte abrazo.

Malvi dijo...

Qué lástima que no se hayan inventado los BLOGS en los que se puedan transmitir los olores, si se pudiera hacer, estoy segura que Carrascal Bollo hubiera puesto una muestra del olor de este lugar... mmmm... se me hace la boca agua al recordarlo.

A mí me encantan los caramelos, como buena niña que soy, y el ver cómo los hacían, la dedicación y el amor con que se trabajaba allí, la ilusión... uff!

Además, todo parecía envuelto en una extraña magia... genial y completamente recomendable.

Besos

Malvi dijo...

Por cierto! Las fotos están geniales!
Apetece comoerse un caramelo no más verlos

un beso

Carrascal Bollo dijo...

@ Ángel, pues no lo dudes para tu siguiente visita, seguro que te encanta.

@ José Ramón Santana. Muchas gracias por tus palabras y bienvenido

@ Jejeje, muchas gracias Señor Abellaner. Y es así, aunque no se sea muy dulcero o de caramelos, la tienda lo merece. Realmente interesante

@ Malvi. Muchísimas gracias por tus palabras. Estoy totalmente de acuerdo con lo que hablas. ¡Vaya olor! Desde luego parecía una tienda... de cuento.
Y por las fotos gracias... aunque no son mías, tuve una ayuda realmente fabulosa.

¡Un saludo a todos!

Guisaillo Papa dijo...

Vaya, por un error he borrado sin querer un par de comentarios de esta entrada... Lo siento.
Un saludo

Ana Paula dijo...

Son verdaderamente riquísimos los dulces de Papabubble, y para regalo viene super bien!!! en su página de fb también se puede encontrar mucha información!

Publicar un comentario en la entrada